Oportunidad de Negocio LR. Trabaja desde casa.
LR
Quienes Somos
Hazte distribuidor
LR ZeitGard
LR Anti Estres Mind
Productos LR
Salud
Mind Master
Calostro
Probalance
Vita Aktiv
Probiotic
LR Oxan
Cistus Incanus
Adelgaza - Figuactiv
Omega 3
Aloe Vera Bebible
Aloe Vera Freedom
Aloe vera Sivera
Aloe Vera Miel
Linee+3 + te figuact
Deporte
Fibromialgia
Perfume Masculino
Perfume Femenino
Aloe Vera
Cuidado Facial LR
Maquillaje LR
Catalogos LR
Tienda Online
Distribucion Directa
Testimonios
Contacto
Formacion Asesores
Politica privacidad

Aloe Vera Sivera con extrato de Ortiga

Aloe vera Sivera - con extracto natural de ortiga

¡El primer gel de Aloe Vera con ortiga! La ortiga es un suministrador natural de muchas sustancias esenciales como
vitaminas, oligoelementos y silicio. El valor del silicio radica fundamentalmente en que representa un ultraoligoelemento estructurador en el organismo humano y aparece en los huesos y en el tejido conjuntivo. Se le considera además un soporte para los tejidos y las paredes vasculares.

91% gel Aloe Vera con 7%miel de flores y extracto natural de ortiga

Extracción del gel puro de la hoja, sin aloína*

Con más de 100 sustancias naturales valiosas

Certificado por el IASC

Sin colorantes

Ver precios en el catalogo

Precios PVP no corresponden con los precios de los Clientes VIP (30 % de descuento)

¡El primer gel de Aloe Vera con ortiga! La ortiga es un suministrador natural de muchas sustancias esenciales como

 

PROPIEDADES Y APLICACIONES MEDICINALES DE LA ORTIGA

La ortiga es hemostática

Es decir, tiene la propiedad de detener las hemorragias, porque actúa como vasoconstrictor.

Por lo tanto es adecuada por combatir la metrorragia, hemorragia de l’útero fuera de la menstruación, la dismenorrea, menstruación difícil y dolorosa, la hemofilia, enfermedad hereditaria relacionada con el sexo y caracterizada por una propensión a las hemorragias abundantes internas o externas, los trastornos de menopausia y la hemoptisis, expulsión de sangre por vías respiratorias normalmente debido a una hemorragia en los pulmones.

Los dolores de la dismenorrea son producidos por la prostaglandina. El ácido acético que contiene la ortiga en sus pelos urticantes inhibe la producción de esta sustancia de naturaleza lipídica que actúa como una hormona. Y además la ortiga también contiene calcio, elemento indispensable en el proceso de coagulación de la sangre.

Por combatir estos trastornos tenemos que tomar una cucharada al día de zumo de la planta fresca que podemos obtener picando y tamizando la planta aunque también lo podamos conseguir comprándolo directamente en tiendas especializadas en medicina natural.

La ortiga estimula el aparato digestivo

La ortiga tiene esta propiedad puesto que hace trabajar el páncreas, el estómago y la vesícula biliar, hecho que mejora un buen funcionamiento general del aparato digestivo.

La ortiga favorece la digestión gracias a la histamina que contiene en sus pelos urticantes por dos motivos.

En primero lugar la histamina tiene la capacidad de aumentar las secreciones de zumo gástrico al estómago. Así pues aumentan las enzimas y el ácido clorhídrico que son los encargados de hidrolizar las proteínas y los lípidos. O sea, que nos será más fácil digerir cuanto más enzimas y ácido segregamos, porque tendremos más capacidad por desmenuzar los alimentos más difíciles de digerir, como son los lípidos y las proteínas.

Y en segundo lugar, favorece los movimientos peristálticos puesto que provoca la contracción de los músculos. Los movimientos peristálticos son los encargados de hacer progresar el bol alimentario por el esófago y, más tarde, por los intestinos. Además, estos movimientos también ayudan a mezclar el bol alimentario con los zumos gástricos en el estómago y el quimo con la bilis, los zumos intestinales y el zumo pancreático en los intestinos. Es decir, los movimientos peristálticos facilitan la mezcla de los alimentos con los ácidos y por lo tanto la fragmentación de los nutrientes y también ayuda al bol alimentario a adelantar por los intestinos. De esta manera, la ortiga favorece la digestión y la eliminación de excrementos del intestino, es decir, funciona como un laxante suave.

También se sabe que la ortiga se utiliza como remedio casero para combatir una intoxicación debida a la ingestión de moluscos o/y crustáceos.


La ortiga es astringente


Por otra parte, si seguimos otro tratamiento diferente al del apartado anterior, podemos conseguir otra propiedad de la ortiga que es totalmente el contrario que la de laxante suave. Debido a la riqueza en taninos de las ortigas, especialmente en la raíz, son adecuadas para el tratamiento de la diarrea puesto que estas substancias tienen la capacidad de transformar las proteínas en productos resistentes a la descomposición.


La ortiga combate la ictericia

Y ayuda a la recuperación del hígado en caso de enfermedad hepática.

Los eritrocitos están formados por la hemoglobina que, a la vez, está formada por un grupo hemo y por el hierro. Cuándo estos glóbulos rojos no son funcionales el bazo los destruye y se hidroliza la hemoglobina, el hierro se reaprovecha para los nuevos eritrocitos y el grupo hemo se transforma en bilirubina que se filtra por el hígado y después se excreta en forma de bilis. Pero, si existe un problema hepático y este proceso se altera, la bilis segregada por el hígado se acumula en la sangre y esto provoca la ictericia que se manifiesta con el amarilleamiento de la piel, de los ojos y las mucosas.

La ortiga va bien para combatir la ictericia, porque contiene los ácidos linoleico y oleico que favorecen la secreción de la bilis y porque contiene azufre que garantiza un buen funcionamiento del hígado.

La ortiga es anti-arteriosclerótica

La arteriosclerosis es una patología del sistema circulatorio provocada por la aparición de ateromas a las arterias. Los ateromas son unos cúmulos de naturaleza lipídica, básicamente colesterol, que se adhieren a la pared interior de la arteria dificultando así la circulación puesto que disminuyen el diámetro de la arteria en cuestión y como consecuencia aumenta la presión sanguínea. Estos ateromas pueden llegar a formar coágulos que se desprenden y viajan por las arterias hasta que puedan taponar alguna provocando así la necrosis (muerte) de las células que se alimentaban a partir de esta arteria. Este hecho puede desencadenar en los peores de los casos una embolia cerebral o a un infarto si se trata de arterias que alimentaban a las neuronas y a células cardíacas respectivamente.

La riqueza en clorofila de la ortiga activa y mejora la circulación sanguínea.

La ortiga es galactógena

Es decir, tiene la virtud de incrementar la producción de leche materna.

La ortiga es antianémica

La anemia es una patología que se detecta cuando la concentración de hierro en la sangre disminuye. Pero por suerte el hierro se puede incorporar ingiriendo ortigas, por ejemplo, puesto que tienen un alto contenido y además contienen clorofila que estimula la formación de los glóbulos rojos. Pero hay otras causas que pueden provocar anemia y que la ortiga también puede curar como las causadas por premura de minerales y vitaminas puesto que contiene calcio, sales de hierro, silicio, cloro, cobre, zinc, magnesio y níquel y vitamina B5, B2, B1, C, E y K.

Por conseguir combatir la anemia se tiene que tomar un caldo vegetal, obtenido con ortigas y otras verduras. El tanto por ciento d’hemoglobina y el número de glóbulos rojos s’establecerá con normalidad después de haber tomado el tratamiento de tres a seis semanas.

La ortiga es diurética y depurativa

Esta es, quizás, la propiedad de las ortigas más destacada y más utilizada en tiendas especializadas en la medicina natural.

Ser una planta diurética quiere decir que tiene la propiedad de facilitar o aumentar la producción de orina gracias al potasio, la clorofila y los ácidos orgánicos que contiene. Además el potasio hace perder el apetito y, por lo tanto, es adecuado para la gente que padece obesidad debido a la ansiedad por la comida.

Gracias a esta propiedad la ortiga permite eliminar agua. Es, pues, adecuada para combatir la hidropesía , el reumatismo, el sobrepeso producido por la retención de líquidos y la ascitis , por ejemplo.

Para conseguir este efecto se tiene que hacer una decocción de la raíz seca durante 10 minutos y tomar tres tazas al día o bien hacer una infusión con dos cucharadas de hojas secas por litro de agua y tomarla tres veces al día antes de las comidas.

También permite eliminar toxinas de la sangre. Por lo tanto, es idónea para el colesterol, para eliminar el exceso de ácido úrico y la diabetes puesto que rebaja el nivel de azúcar en la sangre aunque no es una solución milagrosa que pueda permitir prescindir de la medicación habitual. Y además favorece la expulsión de las piedras del riñón y mejora la circulación puesto que elimina el exceso de calcio y de lípidos y también facilita la eliminación los cloruros y la urea.

 La ortiga va bien para el reuma


Se hizo un estudio clínico a 152 pacientes con problemas reumáticos los cuales se les administró 1,54g diarios de zumo de ortigas. Al cabo de tres semanas el 70% de los pacientes reconocía un alivio notable de los dolores. Aún así no está del todo comprobado qué es el principio activo que combate el reumatismo, aunque se cree que pueda ser el ácido fórmico

En las tiendas especializadas en medicina natural podéis encontrar cremas que contienen este ácido para acabar con el dolor de articulaciones, porque están inflamadas, músculos o tendones. Se recomienda descansar mucho aunque se esté tratando.

En casa podemos añadir al agua caliente del baño una infusión de ortigas para calmar un simple dolor de espalda o de rodillas. Antiguamente hacían servir un método algo más primitivo y doloroso y que ahora se encuentra totalmente en desuso, pero incluso era más eficaz. Consistía en frotar sobre la zona afectada la ortiga recientemente arrancada.

Y es curioso que el cuervo ya intuyó esta propiedad, porque sí le duelen mucho los huesos se estira sobre un hormiguero (recordemos que las hormigas también tienen este ácido como veneno) para que le piquen hasta que ya no puede más y así fortalece los huesos.

 

La ortiga como reconstituyente


La ortiga mayor es muy rica en minerales y vitaminas puesto que contiene, entre otros, hierro, indispensable para la absorción de oxígeno, calcio, necesario para la formación de los huesos y los dientes y para la transmisión nerviosa, magnesio, la deficiencia del cual provoca errores en el crecimiento y problemas de comportamiento, e indicios de vitamina B, C y A, necesaria para un buen funcionamiento de la vista y mantenimiento de la piel. Por esto, tomar una infusión de ortiga es muy saludable para el crecimiento de los niños, para personas con problemas de mineralización, como reconstituyente tras romperse un hueso, o después de estar enfermo, debilitado o agotado o para realizar curas de primavera.

Las curas de primavera consisten en tomar durante nueve días seguidos y en ayunas una infusión de ortiga con zumo de limón, el gusto de la cual no es demasiada agradable sobre todo en ayunas si no se endulza mucho. A los veinte minutos ya se puede almorzar.

La ortiga combate la resaca que de buena mañana muchos padecen. Se tienen que hervir las hojas de ortiga durante cinco minutos, filtrarla y beber, en ayunas, un vaso con algo de zumo de limón. Y también podemos seguir una fórmula antienvejecimiento a base de de ortigas. Sólo se tienen que triturarlas. Luego , macerarlas durante 21 días en vino blanco (3/4l) y beber un vaso pequeño cada día.

Además la ortiga también inhibe las infecciones debido a su contenido en ácido fórmico en los pelos urticantes Este ácido cumple una propiedad antiséptica, es decir, que evita la proliferación de microorganismos e impide su acción patógena. Para conseguir este efecto tendremos que tomar un zumo recientemente hecho a partir de la ortiga fresca.

La ortiga aligera la quemazón de las úlceras


Las úlceras son unas llagas que se forman en la pared interna del estómago debido al exceso de secreción de zumo gástrico puesto que contiene ácido clorhídrico que es corrosivo.

La ortiga es idónea para el tratamiento de las úlceras gástricas puesto que en sus semillas contiene ácido linoleico. El ácido linoleico es el precursor de las prostaglandinas, hormonas que bloquean la producción de zumo gástrico.

Para conseguir incorporar el ácido linoleico de la ortiga tenemos que beber el aceite de sus semillas.

Pero también podemos poner otro remedio, aparte de bloquear la secreción de zumo gástrico, podemos incorporar con una infusión de ortiga la vitamina B2 (riboflavina) y mucílagos, que son los encargados de mantener la mucosa, capa que protege la pared interna del estómago del efecto corrosivo del ácido clorhídrico, de ahí que, en este tratamiento, no se tienen que tomar las raíces puesto que irritan la mucosa gástrica.


La ortiga va bien para los problemas con la glándula tiroides


La glándula tiroides está situada en la parte inferior y anterior del cuello y es la encargada de controlar el metabolismo y el crecimiento. Su funcionamiento está controlado por el hipotálamo.

Si tenemos problemas con la glándula tiroides o si tenemos bocio (aumento de medida de la nuez del cuello debido a un exceso de actividad de la glándula tiroides) tenemos que seguir una alimentación rica en yodo y podamos complementar el tratamiento con dos infusiones al día de diente de león y ortiga.

www.misproductosdesaludybelleza.com

 

Web de los asesores Judy Luna & Mario Navajo - Team LR - 644402225 - 658707025  | marionavajo@yahoo.es